10 claves para recuperar tus dientes tras los excesos veraniegos

El fin del verano se va acercando, y durante esta época nuestros hábitos cotidianos se ven modificados, aumentando el riesgo de caries y erosión dental.

Esto es debido a las diferentes rutinas en nuestra alimentación, al desorden en la higiene y los cambios de temperatura extremos. Más del 92% de la población española padece caries, la enfermedad bucodental más común.

Iván Malagón, uno de los odontólogos más reconocidos de nuestro país y director de Iván Malagón Clinic propone un decálogo de malas costumbres que debemos evitar y tener muy en cuenta en nuestra vuelta a la rutina diaria post vacacional si queremos mantener nuestra salud bucodental y prevenir posibles molestias y enfermedades.

Decálogo para recuperar tus dientes tras los excesos

1. Cuidado con lo que bebemos

Evitar ingerir con frecuencia bebidas carbonatadas o zumos ácidos. Éstos pueden descalcificar el esmalte de los dientes y provocar su desgaste prematuro. Tomar café y beber vino favorece la aparición de manchas en los dientes.

2. Alerta al tabaco

Fumar, además de ser perjudicial para nuestra salud general, es muy negativo para la dentadura. La nicotina oscurece el esmalte y mancha los dientes, provocando enfermedades en las encías y pudiendo ocasionar la pérdida de los dientes a largo plazo. Además, el tabaco estimula la pérdida en la permeabilidad de las mucosas, disminuyendo la oxigenación y dando lugar al envejecimiento prematuro y a la ausencia de salud de la pieza y los tejidos que rodean al diente.

3. Proteínas

No olvides las proteínas en tu dieta, puede ser nuestro aliado. Además, es recomendable aumentar  el consumo de calcio, flúor y vitaminas A, C, D y K. – ¡ATENCIÓN!, Una dieta basada en la ingesta de proteína como base de la alimentación puede ser perjudicial para la salud, provocando que el organismo reaccione destruyendo la proteína que genera el cuerpo y no la grasa.  Este déficit además, trae consecuencias negativas sobre la salud oral, ya que condiciona la respuesta inflamatoria y favorece la enfermedad de las encías pudiendo llevar a la pérdida de dientes. Las dietas hiperproteicas además, afectan al estado inmunológico, reducen el volumen, las propiedades antibacterianas y físico químicas de la saliva y provocan un déficit de vitaminas de los grupos A, B y C.

4. Alerta con los platos calientes

Cuando bajan las temperaturas, nos apetece degustar platos calientes, pero hay que ser cautelosos, ya que los cambios de temperatura bruscos de los alimentos (de frío a calor o viceversa) pueden provocar sensibilidad dental por afectación de los vasos sanguíneos y los nervios de los dientes. Incluso, a largo plazo, la necrosis de estos tejidos.

5. Endulza, ¡con moderación!

Las bacterias productoras de caries se nutren especialmente de los alimentos ricos en azúcares. Es importante reducir su consumo y cepillar los dientes inmediatamente. No sólo los caramelos y los dulces están compuestos por azúcar, también los refrescos son ricos en hidratos de carbono.

-Alimentos light, CON PRECAUCIÓN.

Después de los excesos del verano, nuestra intención en vigilar la dieta y bajar de peso aumenta. Hay que prestar atención a estos  “alimentos sin azúcar”, ya que son dañinos para nuestros dientes en exceso. La gente asocia “alimento light” con “alimento sin azúcar”, pero no es así, sino que son alimentos bajos en calorías,  pero pueden provocar caries igual que otro tipo de alimentos, ya que contienen azúcares.

-Atención a los carbohidratos

Para una buena salud, hay que moderar la ingesta de alimentos con carbohidratos.

-Hidratos recomendables VS no recomendables

Hidratos no recomendables como las patatas fritas de paquete, poseen almidón, que se convierte en ácido, y éste puede atacar los dientes con una ‘vida activa’ de hasta 20 minutos.

Si recomendables, como las legumbres (lentejas o la fabada), poseen  una alta dosis de vitamina B que ayuda a evitar las fisuras en los labios, tan molesta en los días de frío.

6.  Di No a la mala higiene

En la “vuelta al cole” el hábito de cuidado bucal debe realizarse tres veces al día, de forma vertical y circular, con un cepillo de cerdas suaves. Una limpieza 10 está compuesta por pasta que contenga flúor, hilo dental y enjuague bucal y tiene que incluir la lengua y el paladar y masajear las encías con movimientos circulares en cada cepillado.

7. ¿Vuelta al estrés? Evita algunos hábitos:

  1. Bruxismo. El hábito nocivo de rechinar los dientes o apretarlos en exceso desgasta su superficie, afectando al soporte dental (ligamento, hueso y encía), lo que provoca movilidad anormal de los dientes y molestias en la articulación de la mandíbula. Puede estar provocado por tener los dientes descolocados y por el exceso de estrés, pero el dentista te ayuda a que este mal hábito desaparezca.
  2. Volver a la vida cotidiana, al estrés y al trabajo, hacen que nuestros malos hábitos aparezcan de nuevo. Morder lápices, hielo o nuestras uñas, cuando estamos nerviosos, es un ejemplo de ello. Es un hábito negativo sobre todo porque provoca microtraumatismos en los dientes y afecta mucho a la articulación temporo-mandibular.

8. Seguir las tendencias con cautela

Como por ejemplo decorar los dientes. Las perforaciones y piercings provocan daños irreparables en la dentadura y lengua.

9. Rutina deportiva

¡Atención a la dentadura! Una boca en mal estado puede perjudicar el rendimiento deportivo, ya que genera, entre otros: problemas de equilibrio, lesiones musculares, dolores de cabeza y calambres. Además, una alta acumulación de bacterias en nuestra boca puede ocasionar que éstas viajen por la sangre y se vayan depositando en los músculos, lo que conllevaría una pérdida del tono fibrilar que podría dar lugar a diversas lesiones, como desgarros, dolores articulares o lesiones de los tendones

10. No visitar al dentista.

Aunque no tengamos ninguna molestia es necesario visitarlo periódicamente,  ya que son frecuentes las pequeñas fracturas en los dientes, provocadas por golpes con vasos, en las piscinas, codazos, etc. (especialmente los niños). Además, esto se puede agravar si pasa  tiempo, pudiendo causar patologías irreversibles,  como necrosis pulpar.

Hacer un comentario

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar