Home Lifting facial

Lifting facial

Combate la flacidez en cara y cuello y rejuvenece el aspecto de tu rostro.

Quiero saber más

¿Qué debes saber?

Cuándo hacerlo Cuándo hacerlo

Se recomienda a aquellas personas que desean paliar los signos del envejecimiento.

En qué consiste En qué consiste

Se trata de una única intervención en la que se re-colocan las capas externas de la piel.

Por qué hacerlo Por qué hacerlo

Para devolver el tono y la luminosidad al rostro.

Indicaciones Indicaciones

La edad del paciente no es un factor influyente.

¿Quieres más información?

En la sociedad actual existen muchos factores que afectan al aspecto de nuestra piel, especialmente al rostro. Entre los más comunes, se destacan los efectos negativos de los rayos solares, el estrés diario, la mala alimentación y, por supuesto, el envejecimiento natural de la piel. Con esa negativa mezcla, es bastante habitual ver reflejado en el espejo un aspecto menos luminoso y joven.

Si es tu caso, deberías saber que existe una sencilla cirugía que puede prevenir el envejecimiento prematuro o paliar los efectos del paso del tiempo y del estrés cotidiano. Hablamos del lifting facial dado que se trata de una técnica quirúrgica que, adecuándola a tus necesidades concretas, puede devolver el tono y luminosidad de tu rostro, así como la tez tersa sin surcos ni pliegues indeseados.

Cuándo realizar la operación

La cirugía de lifting facial se recomienda a aquellas personas que desean paliar los signos del envejecimiento sobre rostro (arrugas, exceso de grasa, etc.).

Es una operación sencilla que se realiza en miles de personas cada año. No obstante, siempre es necesaria la aprobación de un médico especialista que realice todas las pruebas previas y analice diferentes procedimientos, incluyendo el lifting, para asegurarse de que es la opción perfecta para ti.

Quizá también pueda interesarte leer acerca de:

O seguir leyendo acerca de en qué consiste el lifting facial.

En qué consiste la cirugía

El lifting facial o estiramiento facial consiste en una única intervención en la que se re-colocan las capas externas de la piel, las capas musculares y la grasa de forma que se retira al mismo tiempo el tejido sobrante. Puede hacerse de forma individual o junto a otras operaciones de cirugía plástica facial.

 

Otro método similar que poco a poco está despuntado en muchas clínicas es el lifting japonés. ¿Quieres conocer más sobre él?

Antes de la operación

De forma común, durante la primera visita el cirujano plástico evalúa la constitución facial de tu rostro y el estado general de la piel. Además, te preguntará por tus hábitos alimenticios y otros datos necesarios para la intervención. También querrá conocer tu opinión sobre qué tipo de cambios esperas observar.

Pruebas Pre Operatorias

Previamente a la realización de dicha operación, el médico en cuestión realiza diferentes estudios pormenorizados en los que se descubren las características del paciente. Así es como se puede determinar el tipo de cirugía que se puede realizar en cuanto a la técnica utilizada, las incisiones necesarias o la anestesia posible. Normalmente, se utiliza anestesia local y sedación, pese a que es posible que las características del paciente determinen que es necesario utilizar anestesia general.

El procedimiento

Normalmente, se realiza una incisión en la zona de las sienes que se extiende por detrás de la oreja y junto al cuero cabelludo, de forma que sea lo menos apreciable posible tras la cirugía estética. Si además se trata de un lifting en la zona del cuello, la incisión se realiza debajo del mentón, tratando, de nuevo, de camuflar las cicatrices totalmente.

Con dichas incisiones ya es posible extraer los tejidos sobrantes para el paciente y volver a colocar las capas de grasa, músculo y piel exterior de la forma más natural posible. Dado que implican todos esos tipos de capas diferentes, los resultados de una intervención de lifting suelen ser mucho más perdurables que los de otras técnicas.

Post operatorio

Tras la realización del lifting, la cabeza portará un vendaje especial con sistema de drenaje para evitar la acumulación de sangre y otros líquidos. No obstante, dichos apósitos se retiran normalmente al día siguiente y se realiza una limpieza profunda de la piel. Los puntos o suturas en los párpados se eliminan a los 5 días y los de la cara y cabeza a los 7 u 8 días.

El aspecto de tu rostro estará algo hinchado, dependiendo de la mayor o menor área tratada. No obstante, el postoperatorio es relativamente sencillo y en 48 horas puedes volver a casa tras la intervención. Ello depende de la salud del paciente, la anestesia utilizada o la zona afectada.

Algunas de las pautas recomendadas por los médicos se basarán en evitar las actividades más movidas o dinámicas durante varias semanas. Además, se prohíbe durante unos tres meses la exposición directa al sol.

Por qué realizarte un lifting facial

Por la naturalidad de los resultados

La operación de lifting facial consigue que las cicatrices realizadas en rostro se disimulen desde el primer momento dado que se realizan junto al cuero cabelludo, detrás de las orejas y bajo del mentón. La intención de dicha técnica es que se trate de resultados eficaces al mismo tiempo que naturales para que no te sientas extraño frente al espejo. Además, su acción se aplica a estructuras musculares, grasas y óseas para mejorar más todavía el resultado de la intervención.

Porque no es una intervención dolorosa

Es posible notar la cara hinchada o excesivamente tersa tras la cirugía estética, pero las molestias ocasionadas no suelen ser de excesiva preocupación. La anestesia utilizada y la técnica empleada permite que no sientas dolor durante todo el periodo de recuperación.

Zonas sobre las que actúa un lifting facial

Alrededor de los ojos

La operación de lifting facial consigue disimular las bolsas bajo los ojos y la sensación de “ojos tristes” que pueden generar. También se incluye la zona de entre-cejas en el lifting de tipo frontal.

Pómulos

Los pómulos son otra de las zonas que más sufren el paso del tiempo. Por ello, la acción del lifting puede centrarse en los pómulos para tratar de elevarlos de nuevo. La cirugía concreta de esta zona se conoce como lifting de tercio medio.

Papada

La zona de la papada también da una mayor sensación de envejecimiento y esta operación elimina la piel sobrante para recuperar un aspecto más juvenil. Junto con el cuello, hablamos de una intervención conocida como lifting de tercio inferior, cervicofacial o de cara y cuello.

Cuello

Como hemos nombrado, la operación de remodelación facial también puede dirigirse hacia la zona del cuello en la que se encuentra en ocasiones acumulaciones de piel indeseadas.

 

Otras zonas

Hemos nombrado las áreas principales dentro del rostro y el cuello, pero cada paciente deseará tratar zonas concretas según sus propias características. Dependiendo de la zona que queramos tratar y los resultados esperados, podemos apostar también por el lifting facial sin cirugía.

Fuentes:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864010705113

http://www.revistasbolivianas.org.bo/pdf/raci/v48/v48_a01.pdf

¿Te interesa? Contacta con nosotros:

contacto Más que salud
DMCA.com Protection Status
Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar